Reseñas

Reseñas
⭐⭐
⭐⭐⭐
⭐⭐⭐
⭐⭐⭐
⭐⭐⭐
⭐⭐⭐
⭐⭐⭐

martes, 7 de noviembre de 2017

Reseña: Cress de Marissa Meyer

Cress | Marissa Meyer



Había una vez… una joven de cabello largo y dorado que fue encerrada en una torre sin puertas ni escaleras. Cinder, Thorne Y Wolf son los fugitivos más buscados. Juntos, planean destronar a la reina Levana y destruir su armada. Todas sus esperanzas están puestas en Cress, una joven hacker que se encuentra atrapada en un satélite. Durante toda su vida, estuvo rodeada de pantallas, observando, espiando. Lo único con lo que siempre soñó fue con ser libre. Y finalmente logra escapar…pero el precio que deberá pagar es más alto de lo que ella imagina. 

Mientras tanto, Levana está empecinada en que nada ni nadie le arruine su boda con el emperador Kai… ¿Qué será capaz de hacer con tal de cumplir su objetivo? Drama futurista, ciencia ficción o steampunk, poco importa cómo catalogar estas CRÓNICAS LUNARES. Son únicas e imperdibles, como la justicia, la fantasía y el amor.



¡Hola! Finalmente les puedo traer la reseña de Cress, tercera parte de la saga Crónicas Lunares. Al terminar el segundo quedé con muchas ganas de seguir leyendo, y a pesar de que ya tenía Cress y Fairest en mi poder y también de la insistencia de mi queridísima Alejandra del blog Nadando entre un Mar de Libros, decidí esperar hasta tener Winter por si las moscas. Antes de empezar, quiero advertirles que esta reseña tiene spoilers como loco de los anteriores libros. Clickea aquí para leer la reseña de Cinder y para la de Scarlet aquí.

Para los que están adentrados al mundo de Crónicas Lunares, ya saben que que en cada libro la historia se basa en algunos cuentos de hadas clásicos. Con el primer libro nos presentaron a Cinder (aka Cenicienta). En el segundo conocimos a Scarlet, (aka La Caperucita Roja). Ahora en esta tercera entrega le toca a Cress, quien está basada en Rapunzel mejor conocido por su cabello sumamente largo.

Cress es una chica lunar vacía que ha estado encerrada por siete años en un satélite bajo la orden de la taumaturga Sybil Mira, quien trabaja para la malvada Reina Levana. La misión especial de Cress en el satélite es espiar los movimientos del Emperador Kai y hackear los sistemas del radar para que los terrícolas no descubran a los millones de lunares que llegan a la Tierra. Osea, es la mejor hacker y por eso la tienen retenida; para el beneficio de la Corona Lunar.

Sin embargo, por dentro, Cress es una chica dulce, inocente, soñadora y un poco ingenua. Todo hay que decirlo, me chocaba a veces esa actitud, pero es parte de su encanto y que le podemos hacer. Cuando funciona, funciona… También tiene un crush muy fuerte con el guapetón capitán Carswell Thorne (no la culpo).

La historia de Cress se entrelaza con Cinder y su grupo rebelde cuando Sybil le ordena encontrar la ubicación de la nave Rampion (donde el grupo aborda). Cumplió con su misión, sin embargo Cress no ha querido revelárselo ya que es lo correcto. Una vez que el grupo establecen contacto con ella, deciden rescatarla de la torre, ejem perdón, del satélite. A la hora de poner el plan en acción, todo se sale de control y el grupo se separa quedando Cress con nada más y nada menos que con Carswell atrapados dentro del satélite que se salió de la órbita y va cayendo directo a la Tierra, mientras que Cinder está desesperada por ellos, su amigo está herido y a Scarlet se la llevaron a la fuerza. En otras palabras, todo se fue a la mierda.

Tenía muchas expectativas con este libro, pero al mismo tiempo no sabía que esperar. ¿Resultado? QUE ME FASCINÓ TODO Y AMO A CARSWELL CON TODA MI VIDA. En serio, no tengo ninguna queja y probablemente no sea lo mejor de lo mejor, pero con toda mi sinceridad les digo que jamás en mi vida he pasado por tantas emociones en un libro hasta que llegó Cress.

Créanme cuando digo que este libro tiene de TODO. Empezando por la soñadora Cress, que cree que toda esta aventura será como pasan en las películas con Carswell. Las escenas de ellos dos juntos, algunos son para matarse de la risa, otros de angustias y también están los que te provocan decir: Awww.

Carswell Thorne es un personaje que ya conocimos en el anterior libro. Como dijo una amiga, ahí nos podemos enamorar de él, pero definitivamente aquí nos volverá loca de amor. Es un chico que muestra que nada es blanco ni negro, también tiene sus facetas que vamos descubriendo mientras que Cress abrirá los ojos y se dará cuenta realmente quien es su capitán

Me re encantó ellos dos juntos. Como se van conociendo, y como Carswell en ningún momento se burla de ella por ser tan inocente. De verdad que los shippeo tanto que no me da la vida para satisfacerme. ¡Necesito fanart de ellos, necesito más escenas de ellos juntos y necesito su amor!

Ya se que me estoy concentrando mucho en ellos que creerán que dejaré de lado a mi querida Cinder y los demás personajes. Pues se equivocan, yo sigo amando a Cinder a pesar de su terquedad que nos metió en le libro anterior. No obstante, ella tiene una gran evolución en este libro, no es la misma chica cyborg mecánica que conocimos en el primer libro y me siento muy orgullosa de ella. Al fin aceptó quien es y lo que debe hacer.

Lo mismo sucede con Kai, quien me ha sacado de quicio constantemente por ser tan imbécil y estúpido. Sabiendo lo que planea Levana, en lugar de luchar se rinde ante sus exigencias y quiere entregarle todo en bandeja de plata. Al final, solo digo que me sorprendió lo que hizo y mi corazón volvió a estallar de alegría.

Mi pobre Wolf está roto por dentro después de haber perdido a Scarlet y eso me partió el alma. Verlo desolado sin su alfa me dio duro. En los pocos capítulos que tiene Scarlet, se nos muestra como está siendo torturada por la gente lunar y luego cae en manos de alguien que está loca de remate.

También aparecerá el Doctor Dmitri Erland, el sujeto que le reveló a Cinder su verdadera identidad y quien estuvo ausente durante todo el libro de Scarlet. Descubriremos más cosas sobre él y veremos como el descubre como se originó la enfermedad que cada día está matando a los terrícolas y el siniestro plan de la loca de Levana.

No puedo terminar la reseña sin mencionar a Iko, de quien me olvidé de mencionarla en la reseña de Scarlet y eso es un error que no pienso repetir. 

Nuestra diva Iko es la alegría de todos, me encanta ella y que a pesar de ser un chip computadora se muestra preocupada por su grupo y de verdad se nota que quiere mucho a Cinder que haría todo por ella. También me gustó como presumió su nuevo modelo, tan ella y muy girling.

Y por último, también está Jacin Clay un personaje que se une al grupo tras el descontrol que ocurrió en el satélite. De él no sabemos mucho, solo que siente un gran cariño y respecto hacia su princesa que no diré mas de el para que se sorprendan. Está más claro que el agua que él será el próximo protagonista por lo que en Winter lo conoceremos mucho mejor. 

En cuanto al estilo de la autora, sigue mejorando mucho porque a pesar de haberme encantado Scarlet y Cinder, tenían sus problemitas con la lentitud y a veces cuesta arrancar y engancharte. En Cress, esto no existe. La acción empieza de inmediato, siempre está sucediendo algo y nunca me sentí estancada.

Hay cosas que me hicieron llorar, especialmente llegando al final porque ocurre algo que ya me sospechaba desde el inicio que se supo el secreto que por cierto, fácilmente podrían deducir sin tener que llegar a la parte donde se desvela todo, just saying. Lo veía venir porque es un cliché QUE APARECE EN TODAS PARTES y a Marissa Meyer no le dio gana de NO ponerlo aquí también. Literalmente lloré. Lloré muchísimo porque esa escena es tan fucking triste y deberían haber escuchado mis audios que le mandé a mi querida amiga Ale durante la madrugada. Yo no podía seguir y ella con su carajo y todo me obligaba a seguir leyendo porque le gusta verme sufrir (no lo niegues, Ale, eres mala).

En conclusión, Cress es el libro donde en la saga marca un antes y un después. Una historia llena de acción e intriga, pero también estás arriesgándote a que te rompan el corazón miserablemente. Ahora entiendo porque a mucha gente le encantó este libro y es considerado el favorito de toda la saga. Sin embargo, mi favorita sigue siendo Cinder por el simple hecho de que si no me hubiera gustado Cinder, jamás habría continuado con la saga.