Reseñas

viernes, 21 de abril de 2017

Reseña: Cinder de Marissa Meyer

Cinder  | Marissa Meyer


Luego de la devastadora cuarta guerra mundial, humanos y androides se apiñan en las calles de Nueva Beijing. Una enfermedad mortal está arrasando la población. Y desde el espacio, la reina lunar observa cómo la peste lo va devorando todo, confiada en lograr el control del planeta. 

Cinder tiene 16 años y trabaja como mecánica. Su pasado es un misterios; su presente no puede ser peor, bajo la tutela de su madrastra, que la denigra constantemente. Hasta que su camino se cruza con el del príncipe Kai, y se ve en medio de un conflicto intergaláctico y de un amor imposible. Atrapada entre la peste y un gran secreto, no sabe si escoger la libertad o la inmolación, hasta que ya no puede elegir. Sin embargo, ella es especial. Ella es la única salida. Después de todo, así son los cuentos de hadas...  



Cinder es el primer libro de la saga Las Crónicas Lunares, una serie futurista. Es un retelling, lo que quiere decir que se basan en los cuentos de hadas. Como muchos habrán adivinado, esta historia es la contraparte de la famosa Cenicienta.

Lo había comenzado a leer en una LC en noviembre del año pasado, pero luego surgieron problemas familiares y tuve que dejarla. Apenas fue hace un par de semanas que decidí retomar la lectura gracias a la insistencia de Keyshla del blog Book Paraside. *Ahora te toca a ti con Seis de Cuervos* Este es uno de los libros, más bien la saga en general, que más he visto circulando en el internet con muchos aciertos y ahora sé la razón.

Muchos sabemos de que va el cuento de la Cenicienta con su zapatillas de cristal, carruaje, baile con el príncipe con un toque de queda, etc. No obstante, Marissa Meyer rompe con casi toda estas características para agregar un mundo muy único y con mucho trasfondo detrás. Está demás decir que es el mejor retelling con temática futurista que he leído.

Habiendo pasado más de un siglo desde la Cuarta Guerra Mundial, los países se unieron formando varios reinos en la Tierra y uno en la Luna, quienes tienen poderes de ilusión y manipulación hacia otros seres. La relación entre la Tierra y la Luna es muy tensa por los horribles rumores acerca de la Reina Levana y de cómo ascendió al poder al trono.

También existe una peste muy letal que está acabando con los habitantes de la Tierra y el Emperador de Nueva Beijing sufre de ello, por lo que el doctor Erlund está trabajando para encontrar la cura, teniendo que reclutar cyborgs para sus investigaciones.

Desde el inicio vemos que tan interesante y complejo es el mundo futurista que la autora creó. Me encantó que, a pesar de las similitudes con el cuento original, la autora tuviera conceptos e ideas muy originales logrando crear un universo paralelo muy único de la historia de Cenicienta sin ser el mismo.

Cinder es una chica que, debido a un accidente que sufrió cuando era pequeña, es mitad cyborg. Algunas partes de su cuerpo fue reemplazado por artefactos mecánicos y tiene una interfaz conectada al cerebro. Fue adoptada por su mentor Linh Garan y tras su muerte, pasó a estar bajo la tutela de su madrastra Adri y sus dos hijas: Peony y Pearl. Adri la trata cruelmente como una esclava obligándola a trabajar para sostener a la familia. Por ser como es, Cinder es detestada por todos con excepción de Peony, quien la adora y la considera como una hermana más.

Cinder también es la mejor mecánica de Nueva Beijing
y por eso el príncipe Kai, hijo del Emperador, acude a ella porque necesita urgentemente que le reparen su androide. Al principio él se sorprendió que fuese una adolescente, pero poco a poco entablará una amistad muy cercana con ella.

El príncipe Kai es un joven muy inseguro que si mismo y que constantemente duda mucho de sus capacidades como líder. Siente un gran peso de responsabilidad, estando entre la espada y la pared por todas las situaciones que están ocurriendo; la peste, su padre moribundo, la amenaza de la Reina Levana con iniciar una guerra de no aceptar el tratado de paz que ella propone.

El libro está escrito en primera persona, personalmente este es el mejor estilo para escribir porque como lector sabremos con certeza lo que piensa y siente el personaje. En este caso también se describe el sistema robótico de Cinder, detalle que me gustó bastante.

El comienzo del libro es un poco lenta, pero la autora logra mantener el ritmo necesario para mantener al lector pegado en la historia especialmente cuando poco a poco algunos secretos van saliendo a la luz.

Aunque haya poco romance entre Kai y Cinder, solo hubo coqueteo por aquí, coqueteo por allá, me alegra que fuera así y que no haya pecado de un instalove. Espero que su relación se desarrolle más en las siguientes secuelas.

Lo que me ha decepcionado un poco es que fuera muy predecible, especialmente durante las últimas páginasy ya me esperaba cual era el secreto mejor guardado que puede o no salvar a la humanidad, pero este detalle no quita que el final haya sido tan increíble y la conversación de Cinder y el doctor Erlund me ha dejado con los pelos de puntas.

En conclusión, claramente este no es el final de la historia de Cinder sin importar que en los próximos funcionen estos protagonistas se conviertan en secundarios para dar paso a nuevos personajes interesante. El próximo libro se titula Scarlet y está basado en La Caperucita Roja. Espero poder agarrarlo pronto y continuar con esta maravillosa saga.