Reseñas

martes, 6 de diciembre de 2016

Reseña: La Casa del Tejo de Carmen Gil Martínez

La Casa del Tejo | Carmen Gil Martínez 


En una casa situada junto a un tejo, tuvo lugar en la Edad Media una trágica historia de amor frustrada. Desde entonces, el alma de Juana vaga por el lugar y no podrá descansar en paz hasta hacer que triunfe un amor imposible. Ochocientos años después, Marga vuelve de Nueva York dispuesta a comenzar una nueva vida. 
Escritora de mediana edad alegre y algo excéntrica, Marga se instala en la Casa del Tejo, acompañada por su sobrina Andrea, una chica de diecisiete años que va a pasar el verano con ella. Pronto empieza a percibir sensaciones extrañas y descubre un enigmático sótano en el que, aparentemente, han vivido escondidas varias personas. 
Marga se dedica a investigar mientras su sobrina se enamora perdidamente de Enmanuel, un muchacho nigeriano. En sus pesquisas, la escritora realiza apasionantes averiguaciones. Al mismo tiempo, la relación entre Andrea y Enmanuel tiene que enfrentarse con inesperados obstáculos.  Una emocionante y conmovedora novela en la que se mezclan amor, misterio y… ¡poesía!; una trama de intrigas, secretos y pasiones que mantendrá fascinado al lector desde la primera a la última página.
Lo primero que me llamó la atención, aparte de la trama, fue que es una lectura de no menos de 200 páginas. Al estar saturada en semanas de exámenes -que por cierto, hoy por fin termino y estaré libre por unas semanas ¡hurra! hahah- no me apetecía leer un libro que sea digamos "pesados" o más bien denso, ya ustedes me comprenderán. Así que decidí solicitarlo a la Editorial Babidi-bú. ¡Muchas gracias!

Como bien indica en la sinopsis, el libro empieza con un relato que se desarrolla durante la Edad Media, en el que se cuenta una leyenda de la Casa del Tejo, acerca de un amor imposible y que terminó en desgracia. Se dice que, por ese motivo, el fantasma de Juana vaga por el lugar.

Tenemos a dos protagonistas, Marga y su sobrina Andrea. Marga es una escritora que vive en Nueva York, pero decide dejar atrás su pasado debido a una mala relación y volver a sus tierras. Ella se muda a la Casa del Tejo, una casa que compró en internet estando en la Gran Manzana, por lo que desconoce toda esa cuestión del fantasma.

Andrea es una adolescente que decide pasar el verano completo con ella para ayudarla entre la mudanza y los arreglos que necesita la casa, pero también es para olvidar a Marcos, un su ex novio. En ese momento, ambas descubrirán el misterio que esconde la Casa del Tejo.

Entre las reparaciones, Andrea conoce a Daniela, la vecina y a su vez ésta les presenta a sus amigos quienes forman una banda. Entre ellos, está Emmanuel, un chico nigeriano de quien Andrea ha quedado super clavada -instalove-. Mientras tanto, Marga va descubriendo los secretos de la casa y decide indagar más entre los alrededores y cotilleos con los vecinos.

La historia no está mal, pero creo que la autora pudo haberlo desarrollado mucho más, pues hay situaciones que me parecieron algo forzadas. Ya se imaginarán cuál es uno de ellos: la relación entre Andrea y Emmanuel, ósea, días después de haberse conocido ya se aman y deben enfrentar obstáculos para defender ese amor.

Con obstáculos me refiero a la actitud de Laura, la hermana de Marga y madre de Andrea. Confieso que me agradaba antes por ser una mujer muy segura de si mismo y de lo que quiere, pero luego la fregó con los prejuicios que no me lo esperaba que tuviera.

Los personajes secundarios los encontré planos. Simplemente están por estar y siento que la historia no hubiera cambiado para nada si ellos no estuviesen

En cuanto a las descripciones, además de ser muy veraniego también tiene su toque de misterio acerca de la casa y también ha recreado la ambientación de las épocas pasadas. Además, para apoyarse contienen unas ilustraciones hechas por Mar del Valle.

No puedo adelantarles nada en cuanto al final porque sería super mega spoiler hahah. Solo les digo que la fantasma Juana hace de las suyas.

Para finalizar, debo decir que me ha gustado descubrir la pluma de la autora. Utiliza un lenguaje que lo encuentro sencillo y refrescante, lo que hace que sea una lectura fácil de leer y, a pesar de los detalles que no me gustaron, pude disfrutar mucho porque pude leerlo sin tener que agobiarme entre exámenes.

Carmen Gil Martínez ha creado una novela juvenil, que es perfecto para pasar un rato entretenido y también podría leerse en verano en una tarde de playa. La Casa del Tejo tiene una mezcla de amor, misterio y, por supuesto, de poesía gracias a las letras que compuso Emmanuel para la banda.