Reseñas

miércoles, 29 de marzo de 2017

Reseña: Beatriz decidió no casarse de María Paulina Camejo

Beatriz decidió no casarse | María Paulina Camejo


Beatriz dedicó toda su vida a cumplir su único sueño, el cual era ser una escritora exitosa y reconocida. A sus cuarenta y cinco años, sus largas horas de trabajo se vieron recompensadas con el Premio Cervantes de Literatura, premio que alcanzó después de tener una vida llena de noches que transcurrieron en soledad con la única compañía de un vino y música. 

Han pasado veintitrés años desde que terminó con su novio Santos, con quien había disfrutado de una bella relación. En el avión que la lleva a Madrid para recibir su premio, Beatriz se reencuentra con Santos y juntos rememoran momentos que ninguno ha olvidado. Al saberla merecedora del prestigioso Premio Cervantes, Santos le pregunta a Beatriz «¿valió la pena?» 



¡Buenos días, tardes o noches! Definitivamente Marzo fue un mes muy cargado para mí sin tener tiempo de entrar el blog, pero ya estoy aquí y por fin pude traerles una reseña 👏. Hablando de eso, cuando JR Blue Books me comentó de "Beatriz decidió no casarse", uno de los libros de María Paulina Camejo me interesó muchísimo su premisa y acepté leerlo.

Advierto que la sinopsis está lleno de spoilers y es un poco engañosa ya que da la impresión de que así es el comienzo de la historia, pero no lo es. Debido a eso, lo encontré muy lento al principio, estaba esperando el famoso reencuentro,  hasta que le cogí el ritmo y pude disfrutarlo.

Primero quiero mencionar que este libro me pareció un soplo de aire fresco porque durante casi toda la trama está ambientado en Venezuela, y nunca había leído una novela que se basara en ese país, por lo que me ha generado mucho interés. También, el vocabulario de la autora hizo que fuera muy fácil de leer y pienso que es perfecto para cuando los lectores quieran descansar de los libros extensos, ya sea sagas o trilogías.

Nuestra protagonista es Beatriz, quien cumplió su sueño de convertirse en una escritora exitosa. Pero todo sacrificio conlleva un precio. El de ella ha sido abandonar la ilusión de casarse con el hombre de sus sueños ya que piensa que un matrimonio le ataría.

Han pasado más de veinte años y de regreso a su país natal, Venezuela, Beatriz empezará a cuestionar sobre su modo de vivir al estar rodeada de tanta soledad y con eso comienza a recordar los momentos vividos con Santos, su exnovio, reflexionando acerca de su decisión.

Como supondrán, los capítulos se intercalan con los flashbacks de la protagonista. Este fue un buen detalle porque así logra mostrar y explicar los primeros pasos de Beatriz que la llevaron a decidir no casarse.

Tengo sentimientos encontrados. Por un lado me gustó que la autora nos presentara a una mujer que pudo valerse por sí misma demostrando ser independiente ante cualquier cosa y que el trabajo arduo trae su recompensa.

Sin embargo, no me gustado mucho Beatriz. No es que me cayera mal, solo que no pude conectarme con ella. En ocasiones no comprendía sus pensamientos y tiene una actitud insoportablemente terca que no se atreve a admitir cuando se equivoca.

El libro está narrado en primera persona, por lo que todos los personajes secundarios (desde sus familiares hasta el manager) son algo planos ya que solo los conoceremos a través de los ojos Beatriz, pero a quien logramos conocer con mayor profundidad es a Santos y nos da una idea de lo que ha sido su vida sin Beatriz.

Sabemos que Santos fue el novio de Beatriz desde la época universitaria. Durante los flashbacks de la protagonista nos cuenta como ha sido su noviazgo hasta el momento de su ruptura. Lo que me gustó de este personaje fue lo realista que ha sido. A pesar de haberle dolido cuando Beatriz rompió con él, no se dejó morir por una chica que consideró su excusa irracional y pudo seguir adelante construyendo su vida con otra persona.

Aunque no puedo decir lo mismo su final. Me ha chocado un poco por tres cosas: es muy repentino, predecible y forzado. Por más que quiera explicarles, no puedo porque les arruinaría el final para aquellos que estén interesados en leerlos, así que lo dejaré pasar. Lo que sí puedo decir es que me hubiera gustado que estuviese más desarrollado y, sobretodo, más realista en cuanto a la relación de Beatriz y Santos al finalizar la historia.