Reseñas

jueves, 6 de octubre de 2016

Reseña: La Escuela del bien y del mal de Soman Chainani

La Escuela del bien y del mal | Soman Chainani



Sophie y Agatha, amigas desde siempre, aparecen una noche en la Escuela del Bien y del Mal, donde los elegidos aprenden a ser héroes o villanos. Sophie es la chica más guapa de Gavaldon y está decidida a convertirse en princesa de cuento. Agatha, con su gato negro y su aversión a casi todo el mundo, parece destinada a ser una bruja malvada... Y, sin embargo, es Sophie quien llega a la Escuela del Mal y Agatha quien aparece en la Escuela del Bien. Alguien se ha equivocado... ¿o no? Mientras Sophie intenta demostrar que es buena y conquistar al príncipe Tedros, Agatha solo quiere volver a casa. Pero, hagan lo que hagan, únicamente sobrevivirán si permanecen unidas...



¡Hola! Lo se, estuve muchos días sin publicar. Al principio fue por los estudios de la universidad y cuando tuve tiempo libre, ocurrió un apagón masivo que duró 3-4 días en todo Puerto Rico. Como consecuencia, tuve más trabajos para compensar los días perdidos. Pero durante el apagón, aproveché para leer más libros por lo que habrá más reseñas de libros que leí actualmente.

Este es uno de los que leí durante el apagón. Lo había comprado en verano (junio-julio), pero no se por qué, no me había animado a leerla hasta ahora. Cuando lo terminé, me di un cabezazo y me reclamé a mi misma por no haberlo leído antes. Amé el mundo que creó Soman Chainani y sus retellings de los personas de cuentos de hadas.

Sophie es la chica rubia que aparece en la portada. Aunque es muy hermosa, por dentro es un ser muy desagradable. Tiene el desesperante deseo de ir a a la Escuela del Bien para convertirse en princesa, y para lograrlo, hace todo lo que una princesa debe hacer. Es amigable, ayuda y hace buenas obras para otras personas, pero realmente lo hace todo para aparentar. Se hizo amiga de Agatha solo porque cree que ella será elegida como villana para la Escuela del Mal.
Agatha es la chica "rara" que siempre se viste de negro y vive en un cementerio con su mamá. A pesar de su apariencia, su personalidad es dulce y comprensiva, pero la gente del pueblo no ven mas allá que su físico y también piensan que ella será secuestrada para ir a la Escuela del Mal. Pero, al contrario de Sophie, Agatha no cree en los cuentos de hadas ni mucho menos la escuela para héroes y villanos.

También está el príncipe Tedros, quien al principio se fijó en Sophie por su belleza (típico) y hace todo lo posible para ayudarla a cambiar el lugar entre ella y Agatha.

La verdad es que no me agradaron ningunos de los personajes. 
¿Por qué? 

Pues con Sophie, realmente no tengo que explicar mucho la razón porque es obvio. Es una vil loca manipuladora y lo demuestra a medida que van pasando las páginas. Quiere ser buena, pero sus acciones son lo contrario.

Con Agatha, me desesperó su manera de ser. Okay, entiendo que esto es debido a que no tiene un buen autoestima, y que todos, incluso los profesores, piensen mal de ella. Pero esa no es la razón, si no que sea tan boba con respecto a Sophie. Se deja convencer que ella debería estar con las brujas, mientras que Sophie con las princesas. 

Y con Tedros, por ser también un superficial. De acuerdo, todos en la Escuela son unos superficiales. Pero éste es un inseguro que vive bajo la sombra de su padre, el Rey Arturo. Lo único que me gustó, es que

*Spoiler* 
se da cuenta de la verdadera personalidad de Sophie, y se enamora de Agatha.  
*Fin del Spoiler

Por otro lado, cuando las chicas entran a la Escuela, se van descubriendo secretos, sobre todo con el "The School Master", lo siento, pero lo leí en inglés y no sé cómo la Editorial Molina lo tradujo. Pero es como el director de la Escuela, y quien se encarga de escoger el bando (héroe o villano) a los estudiantes.

El libro se lee rápido. Aunque al inicio me resultó un poco tedioso porque ya quería llegar a la parte de cuando estas chicas llegan a la Escuela del Bien y del Mal. Sigue siendo interesante porque el autor se dedica a explicar el procedimiento de los secuestros a los chicos para convertirlos en personajes de cuentos de hadas, y como las personas del pueblo se enteran sobre la existencia de dicha escuela. 

El final, a mi entender, fue perfecto. Solo diré que termina en suspenso por lo que hay que leer su secuela, A world without princes, seguido por The Last Ever After. 

En conclusión, esta historia tiene una lección verdadera: muchas veces, las apariencias engañan. Soman Chainani logró aplicar el dicho de no juzgar a un libro por su portada y crear una historia de fantasía con retelling de los personajes clásicos de cuentos de hadas. Si te gustan este tipo de géneros, sin duda alguna debes leerla.  

NOTA: Hasta ahora, la Editorial Molino, tiene este libro en español. Desconozco si planean traducir las demás.