Reseñas

miércoles, 12 de octubre de 2016

Reseña: Un beso en París de Stephanie Perkins

Un beso en París | Stephanie Perkins



La torre Eiffel, Amélie y un montón de reyes que se llaman Luis. Esto es todo lo que Anna conoce de Francia. Por eso, cuando sus padres le anuncian que pasará un año en un internado de París, la idea no acaba de convencerla.
Pero, en la Ciudad del Amor, conoce al chico ideal: Étienne St. Clair. Es listo, encantador y muy guapo. El único problema es que también tiene novia. ¿Conseguirá Anna el ansiado beso de su príncipe azul?
El humor y la tensión que se respiran página a página en el debut literario de Stephanie Perkins te atraparán y te llegarán al corazón.





¡Hola lectores! Tal y como avisé en el primer book tag, aquí les traigo la reseña. Al principio tenía un poco de miedo en leerlo porque mis amigas, y muchos de los blogs hablaban de este libro con fascinación. Por eso, a pesar de ser una historia cliché (la chica extranjera que se enamora rápidamente de un chico super guapo) tenía las expectativas altas; ya saben lo que sucede cuando pasa esto: te decepcionas. Peeero, milagrosamente este no fue el caso. La lectura es de lo más sencillo y además, se lee de un tirón. La manera en el que Stephanie Perkins desarrolla el trama, te atrapa y no puedes parar de leerlo hasta terminarlo.

La trama comienza con nuestra protagonista, Anna, quien en contra de su voluntad pasará su último año de High School (preparatoria) en Francia gracias a su padre. Dejando atrás a su madre, su hermano menor, su mejor amiga Bridgette y al chico que le gusta, Anna tendrá que hacer frente sus temores hacia lo desconocido (como el idioma, pedir la comida en la cafetería, salir del campus para visitar diferentes lugares, etc). Sin embargo, rápidamente hace amigos, entre ellos conoce a Étienne St. Clair, un atractivo chico con acento inglés quien le ayudará a dejar el miedo. Al momento de conocerse, entre ellos florece una atracción casi inmediata. Pero hay un problema, el tiene novia mientras que Anna está ilusionada por Toph, un chico de su país. Por lo que, sin saber de los sentimientos del otro, intentan llevar a cabo su relación en una amistad.

Anna es un personaje sumamente gracioso, distraída, algo boba y terca. La historia está contado desde su punto de vista, por lo que te puedes reír con sus ocurrencias. Ella no se lleva tan bien con su padre, ya que éste abandonó su familia por su carrera de escritor.    Aunque hubo escenas en el que me sacaba de quicio por las decisiones que tomaba y les juro que me daban ganas de entrar al libro, sacudirla fuertemente mientras le grito: "¿¡Pero que coño haces!?".

Mientras con Étienne, él es todo un amor. En serio, me enamoré desde el inicio. Su comportamiento hacia Anna es realmente envidiable. Pero también es un chico que tiene problemas familiares, muy fuertes, especialmente con su padre, un hombre a quien le importa mucho cuidar su imagen ante el público. Tiene una relación de lo más raro con Ellie, un personaje que apenas aparece, pero que es igual de importante para la trama. Apenas se ven ya que Ellie se fue de la escuela y Étienne le interesa janguear (una expresión puertorriqueña que significa salir, divertirse, etc) más con Anna. También es muy inseguro e indeciso lo cual me fastidió un poco y mucho al final.

Por otro lado, la autora también supo construir a los personajes secundarios. Mostrando tanto sus fortalezas como debilidades. Creó a todo un elenco imperfectamente perfectos, un detalle que aprecié mucho ya que es realista.

Ahora bien, es posible que las primeras páginas sean un poco tedioso de leer, pero como dije arriba, la pluma de la autora es totalmente linda y única que luego te envuelve. Otra cosa que no me gustó es que me parece que llegando al final, se vuelve muy predecible. Al menos para mí lo fue.
Y Anna actúa exageradamente irritante ante la relación entre Étienne y Ellie y, en una de esas, lo que se pudo haber arreglado en unos segundos, innecesariamente se alargó mucho.

Mi reacción con Étienne (ignorando las partes que
no me gustaron de él)
Para concluir, pienso que a pesar de los aspectos negativos, es un libro que recomiendo mucho, especialmente para aquellas que les gusten este género y sobretodo que sean unos románticas empedernidas como yo. Un beso en París es una historia dulce y divertida, es perfecto para leerlo en una tardecita.