Reseñas

sábado, 10 de septiembre de 2016

Reseña: The Duff de Kody Keplinger

The DUFF | Kody Keplinger



Bianca, de 17 años, sabe perfectamente que no es la más guapa de sus amigas. También es consciente de que tratar con el mujeriego y guapísimo Wesley Rush significa cometer un grave error. Por eso, cuando él la llama Duff –apodo que utiliza para referirse a la chica más fea del grupo-, lo último que Bianca imagina es que acabarían besándose. Y, aunque lo odia con todos sus fuerzas, el beso le gusta. Pero poco a poco, Bianca descubrirá que tienen algo en común: ambos están pasando por una etapa bastante complicada. Resulta, además, que Wesley la comprende y escucha. De repente se da cuenta, con horror, de que se está enamorando del chico al que más detesta.




Esta trama se destaca por su realismo ante la sociedad entre los adolescentes, el sexo. Sabemos que los adolescentes tienen relaciones sexuales y es un poco tabú ante las personas adultas y "moralista" que se sorprenden cuando observan a una chica de 16 años embarazada, pero este es un tema largo a debatir así que volvamos al libro. 

Bianca es una chica quien comienza a tener problemas en su entorno familiar, su padre es un alcohólico y su madre viaja por el mundo. En lugar de desahogarse con sus dos mejores amigas, Casey y Jessica, termina acostándose con el popular y mujeriego, Wesley. El chico a quien nunca le ha caído bien y mucho menos cuando éste la llama la "DUFF", una abreviación de Designated Ugly Fat Friend, lo que significa la designada amiga fea y gorda. *No recuerdo si así se tradujo en la versión español*  A pesar de su reputación, Wesley en el fondo es un buen chico que también tiene problemas con la familia. 

Entre los dos personajes, me agrada más Wesley. A lo largo de la trama, siempre encontré a Bianca terca y muy cabezona con Wesley. Okay, entiendo que la haya llamado "duffy" (término diminutivo en el cual Wesley la llama) y que eso le ofenda, pero mija a pesar de eso te acuesta con el. Siempre digo que la mejor manera de evitar los malos entendidos, es hablando. No obstante, no olvido que así todos fuimos alguna vez en nuestra adolescencia. 

En fin, el final es un poco abierto, pero me gustó. Kody demostró que no hay que escribir fantasía para hacer una buena historia. Lo único que me hubiera gustado, es saber con más profundidad acerca de los personajes secundarios. La autora relata el pasado de Jessica y la conexión que tiene, sin saberlo, con Bianca desde antes que se conocieran, pero con Casey y el resto fue más plano.

Nota: El año pasado se estrenó la película basada en este libro. No me gustó como adaptación, pero sí como película independiente. Tal vez haga en una sección tipo "Película vs Libro" donde puedo desarrollar mejor mi sentir.