Reseñas

viernes, 28 de julio de 2017

Reseña: Copygirl de Anna Mitchael & Michelle Sassa

Copygirl | Anna Mitchael & Michelle Sassa


“Mad Men” se mezcla con “El diablo se viste de Prada” en esta divertida novela sobre una chica y su trabajo en la agencia de publicidad más famosa de Nueva York… 

Si crees que el mundo de la publicidad está rodeado de lujo y glamour, con sesiones de brain storming amenizadas con copas de champán y descansos para jugar con la Xbox, te equivocas. Incluso puede llegar a ser una pesadilla. Pero si sigues cinco reglas básicas, triunfarás en la publicidad… 

Regla número uno: Nunca permitas que te vean llorar. 
Aunque tu mejor amigo te haya roto el corazón. Aunque lo haya colgado en todas las redes sociales imaginables. 

Regla número dos: Compórtate como un tío. 
Y si has nacido con los atributos físicos equivocados, enseña los que tienes para distraerlos y conseguir cierta ventaja. 

Regla número tres: Invéntate un eslogan pegadizo en cuestión de segundos. 
O bien ten siempre a mano tu currículum. 

Regla número cuatro: No confíes en nadie. 
En serio. Si no tienes cuidado te robarán todas tus ideas, y el orgullo, incluso la grapadora. 

Regla número cinco: La más importante. 
Jamás, bajo ningún concepto, te conviertas en una “Copygirl”. 

¡Hello! Les confieso que hoy me siento entre la espada y la pared por este libro. Hay cosas que me gustaron, pero otras que no. Me había llamado mucho la atención tan pronto supe de que iba el trama. Sonaba muy cómico y pensé que sería una buena lectura para el verano. Así que muchas gracias a los chicos de Spanish Publishers por el envío ❤

Copygirl cuenta la historia de Kay, quien es la narradora del libro. Después de terminar la universidad donde estudió publicidad se muda a la Gran Manzana con su crush, amigo y compañero Ben donde ambos consiguen trabajar en una de las agencias más importantes de Nueva York.

En el trabajo ella se siente fuera de lugar. La empresa está llena de empleados hombres y muy pocas mujeres hermosas y en ocasiones se siente inferior. Pero todo lo aguanta por Ben, quien apenas la ve como una mujer y no se da cuenta que solo se aprovecha de ella. Cuando se anuncia que habrá un posible cliente, "Kola" una empresa ficticia de bebidas y enemigo de Coca-Cola, Kay y su equipo tendrá que trabajar extra duro para poder ganar la cuenta.

Mientras tanto, para librarse del estrés que todo esto le produce, Kay hace muñecas de cera y las filma en situaciones basadas en su vida diaria. Su personaje principal es una muñeca llamada Copygirl y advierte a todo el mundo que: "No seas una Copygirl". Kay comparte sus videos con su mejor amiga, Kellie, que vive en Francia y ella termina compartiéndolo a través del internet convirtiéndose en una gran sensación mundial.

Este ha sido un libro que al principio me costó mucho poder engancharme, pero todo es gracias a la misma protagonista, quien no me agradaba para nada. Ella es un personaje muy prejuiciosa que juzga a TODAS las mujeres y las clasifica según el estereotipo: Que si la zorra, la superficial, la tonta, etc. Además es muy confiada y esa obsesión que tiene con Ben me hartaba la verdad.

Los otros personajes secundarios, como los familiares y compañeros de Kay, no son tan odiosos (algunos), pero los conocemos muy pocos ya que todo lo que vemos es a través de los ojos de la protagonista. Especialmente Suit, quien es un personaje muy misterioso y ahí queda. Ni siquiera sabemos su nombre real y siento que estuvo ahí por estar y convencionalmente en los momentos importantes que lo sentí muy forzado.

Siento que la historia habría sido mejor si hubieran desarrollado con más profundidad el tema de la discriminación sexual en el ámbito profesional ya que se toca superficialmente, pero está.

Eso sí, me gustó mucho el estilo de escribir de ambas escritoras. En ningún momento sentí que el libro fuese escrito a cuatro manos y pienso que las autoras sí supieron congeniarse juntas en la escritura. La verdad es que el libro tiene una lectura muy amena y fresca. Siento que sí podría leer otra de sus futuras obras, solo si las habrá, pero, por favor, que sea una protagonista más agradable y que no tenga que estar gritándole a libro por sus bobas decisiones.

También me ha encantado como tocaron el tema de aquellas personas que, en lugar de ser tú misma, se esconden detrás de las tendencias actuales que dicta la sociedad y "estar a la moda". Nadie nos puede decir que deberíamos vestirnos/actuar de tal manera solo porque la comunidad lo hace.

Precisamente, por eso me gustaron las partes de las muñecas de cera, aunque no me explico cómo de la noche a la mañana los videos sean virales al punto en que las chicas en Japón empiecen a vestirse como ellas. También pensé, en un principio, que eran puro rellenos y que no tenían relevancia alguna. Sin embargo, para el final resulta que sí tanto para la historia en general como para la evolución de la protagonista.

Hablando del final me disgustó un poco porque fue algo fortuito y todo termina de color rosa con todos felices. Por otra parte, me gustó el mensaje que el libro quiso transmitir a través de la protagonista. Que debemos aprender a no juzgar a un libro por su portada.

En resumen, Copygirl es una novela entretenida que, a pesar de ser muy predecible, se deja querer. Tiene reflexiones muy buenas en todo los terrenos, laboral y sentimental. No juzgar y sé tu misma.