Reseñas

★★★
★★★★★
★★★
★★★★★
★★★
★★★
★★★★

viernes, 27 de julio de 2018

Reseña: La forma del agua de Guillermo del Toro & Daniel Kraus


Título: La forma del agua
Título original: The Shape Of Water
Autores: Guillermo del Toro & Daniel Kraus
Editorial: Umbriel (Urano)
ISBN: 9786077481164


El visionario cineasta Guillermo del Toro y el renombrado autor Daniel Kraus combinan su formidable talento en una historia de amor tan conmovedora como fascinante. La forma del agua está ambientada en la ciudad de Baltimore en plena Guerra Fría, en el centro de investigación aeroespacial Occam, al que hace poco ha llegado un ser tan extraordinario como potencialmente valioso: un hombre anfibio capturado en el Amazonas. Lo que sigue es una emotiva historia de amor entre este ser y una de las mujeres de la limpieza en Occam, quien es muda y se comunica con la criatura por medio del lenguaje de signos
¡Hola! ¿Cómo están? Espero que estén muy bien. Hoy les traigo la reseña de un libro que se ganó las muy merecidas cinco estrellas. Quiero agradecer profundamente a Spanish Publishers por el envío de este ejemplar que se ha convertido en uno de mis favoritos del año. 

Seguramente han escuchado de este libro por su famosa película, The Shape of Water. En su momento, las redes sociales se ha inundado hablando de la historia y más cuando ganaron el premio Oscar. Siempre he tenido mucha curiosidad saber que onda con todo este hype, pero temía que fuera decepcionarme *como siempre pasa cuando hay hype* y es por eso que demoré mucho en verla hasta que se lanzó a la venta el libro. Decidí leerlo primero a pesar de que salió después de la película.  

El libro se desarrolla a principios de los 60s, durante la Guerra Fría, en Baltimore, pero en los primeros capítulos conoceremos a Richard Strickland a quien se le asignó una peligrosa misión en las sofocantes selvas tropicales de Sudamérica para capturar a Deus Brânquia, una criatura desconocida con supuestos poderes sobrenaturales y según los nativos, es un dios.

Luego conocemos a nuestra protagonista principal del libro, Elisa Esposito. Es un mujer que vive en la pobreza, atrapada en un mundo de silencio y aislamiento puro al ser muda. Solo tiene dos amigos verdaderos, su vecino anciano y gay, Giles Gunderson, y Zelda Fuller, su compañera de trabajo. Su rutina diaria es muy monótono: Dormir durante el día y trabajar de noche como conserje en un laboratorio gubernamental de alta seguridad. 

Elisa cree que su existencia está hecha para esto y que no puede aspirar a nada más. Pero un día ve a Deus Brânquia en el tanque y desde entonces no puede dejar de pensar en él. Con el tiempo entablan una relación muy profunda y cercana. Elisa le enseña algunas palabras por medio de lenguajes de señas y éste logra comunicarse a través de este lenguaje. Poco a poco, este ser comienza a llenarle ese hueco que ha tenido toda su vida.
Básicamente esta es la trama principal. Lo bueno que tiene el libro es que hay otros subtramas muy interesantes con los personajes secundarios que también lidian con sus propios problemas. Admito que no me suelen gustar los libros en que tiene muchos puntos de vistas de varios personajes porque me genera confusión en saber quien es quien y que tiene que ver con la trama. 

Sin embargo, La forma del agua es la excepción y he de decir que es la primera vez que me interesaba más estas historias que la principal con su amor imposible. Esto es porque todos representan pensamientos muy acertados para la época en que se desarrolla el libro y quería saber como terminaba cada historia. 

El estilo de escritura fue muy poético para describir a la perfección las emociones de cada uno de los personajes. No explicaré con muchos detalles para no arruinárselo, pero algunos de estos pensamientos son el machismo, donde el hombre se cree dueño del cuerpo de la mujer. El feminismo, cuando un personaje mujer quiere romper con el estereotipo de que las mujeres casadas debe ser ama de casa y dedicarse a su familia por completo. También tenemos el racismo, la discriminación y por supuesto la homosexualidad. Ya se imaginarán por donde tira la trama y por eso me ha encantado. 

Si bien hubo algunos detalles que fueron predecibles, La forma del agua ha sido un libro perfecto para mí.  El premio mayor se lo llevan sin duda alguna los personajes. He quedado encantada con todos, y sí, incluyendo al villano porque se demuestra como su mente se va deteriorando poco a poco hasta que llega en un punto MUY CREPPY donde no se reconoce ni a sí mismo. Y todo eso es es causado por no solo por el temor hacia lo desconocido, sino también temor de volver al pasado gracias a un jefe maligno.

En cuanto al romance, no se como explicar como me sentí con el libro. Solo puedo decir que: Disfruté cada segundo. Amé cada escena. Devoré cada página. La relación entre el anfibio y Elisa fue algo mágico porque no se necesitó diálogos para mostrar esa química que tenían a la perfección y se demuestra que el amor va más allá de la belleza (y tengo que añadir que en la película se plasmó a la perfección).

El final me causó un desespero brutal por lo que estaba sucediendo y no sabía como diablos lo iban a solucionar. También me causó mucha conmoción en una parte en el que se explica una incógnita acerca del origen de Elisa. Esto me ha sorprendido mucho y tuve que leerlo varias veces para entender que había pasado. No me esperaba ese giro tan... girado ¿? pero estuvo increíble. Si lo han leído o visto la película sabrán a lo que me refiero. Seguro algunos se lo esperaban, pero yo no y me encanta *y me enoja un poquitín* cuando me cogen desprevenida total.

En conclusión, La forma del agua es una historia que merece ser leída. Puede que la trama acerca del amor imposible les parezca cliché y que ya ha sido contada anteriormente, pero aun así tiene su toque diferente que la hace resaltar debido a todos sus personajes que, en mi opinión, son las estrellas del libro. Lo recomiendo muchísimo y definitivamente entrará al top de las mejores lecturas de este año.
Guillermo Del Toro es el premiado director de películas tan elogiadas por la crítica como El laberinto del fauno, Hellboy y Pacific Rim. Su obra más reciente, La forma del agua, ha sido premiada con el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia de 2017. Del Toro es de coautor, junto con Chuck Hogan, de la trilogía de la oscuridad, cuyo éxito comercial inspiró la serie de televisión The Strain, producida por FX; también ha escrito Trollhunters (en colaboración con Daniel Kraus y publicada por Puck), en la que se basa la serie del mismo nombre producida por Netflix. 

Daniel Kraus es autor de The Death and Life of Zebulon Finch, novela incluida por la revista Entertainment Weekly en su listado de los diez mejores libros del año, y se ha ganado dos premios Odyssey (por Rootters y Scowler). Sus novelas han sido seleccionadas por el Library Guild de Estados Unidos y nominadas al premio Bram Stoker y otros galardones. Daniel Kraus vive en Chicago con su mujer.