Reseñas

★★★★★
★★★
★★★
★★★★
★★★★
★★★
★★★★

lunes, 27 de noviembre de 2017

Reseña: Los hijos del Bosque y el Mar de Sandra Dos Menargues

 Los hijos del Bosque y el Mar | Sandra Dos Menargues


“Solamente reinarás, si hay un trono en el infierno…”

Arian había crecido junto a las ratas del orfanato, hasta que los padres de Silver lo adoptaron. Silver nunca había confiado en nadie, hasta que llegó un hermano pequeño a su vida. Vivieron felices, muy felices…

Entonces un día, el rey murió.

Entonces, el rey cedió el trono a su hijo menor.

Entonces, el hijo mayor mató a su hermano pequeño, acusándolo de traición, y tras coronarse rey ordenó que todos los hermanos pequeños fueran asesinados.

Arian era un hermano pequeño, estaba condenado. ¿Y cómo se supone que iba a huir si todos sabían que el bosque que los rodeaba estaba encantado?


¡Hola! Como han visto, hoy tenemos reseña de un libro que no es muy conocido. Se trata de Los hijos del Bosque y del Mar, un libro de fantasía oscura. Lo primero que me llamó la atención de este libro ha sido la portada y luego la sinopsis. El concepto me pareció muy original y no dudé en pedírselo a Chiado Editorial. ¡Muchas gracias!

Los hijos del Bosque y el Mar cuenta la historia de dos hermanos, Silver y Arian Témpleton. Ellos viven con sus padres en Lánferes, un reino que está rodeado de bosque donde según la leyenda, está lleno de magia maligna y la gente le teme mucho atravesarlo.

Un día, el buen rey muere y le deja el trono a su hijo menor, Lóneon en lugar del hijo mayor, Díreon. Esta decisión ha provocado que el hermano mayor quede furioso y asesine a Lóneon para quedarse con el trono.

Al día siguiente, su primera ordena es matar a todos los hermanos menores de cada familia. Con mucho miedo por la vida de Aria, que es el hermano menor de la familia, los padres deciden que la mejor opción es que Aria huya al bosque mágico junto con otros hermanos menores para salvar su vida. Silver decide acompañarlo para no dejarlo solo. Juntos enfrentarán los misterios que ronda en el bosque y sus criaturas mientras siguen alejándose de la tiranía del nuevo rey.

El libro está desde los puntos de vistas de ambos hermanos, lo que quiere decir que los capítulos se van alternando. Esto fue un detalle muy a favor porque tenemos la oportunidad de saber de forma abundante lo que va ocurriendo según los POVs de los protagonistas.

Arian es el hijo menor y adoptivo de la familia Témpleton. El creció siendo un huérfano hasta que Gaspar y su esposa lo adoptan. A pesar de haber pasado por cosas infrahumanas durante su temprana edad, tiene una actitud muy optimista e incluso en un principio acepta su muerte. Mi queja sobre él es en torno a su interés romántico. No diría que es un insta-love, pues tan pronto se conocen no se enamoran, pero sí algo parecido porque después de una conversación BOOM, se enamoraron. La autora no supo desarrollarlo con más profundidad.

Sobre Silver, sí que me encantó como ha sido desarrollada porque su destino fue tan inesperado. Al principio se nos describe como una jovencita firme, trabajadora, pero tímida. Sin embargo, al finalizar el libro ella sufrió tanto que se ha convertido en otra persona muy distinta a la que conocimos. Y su final deja mucha sensación de deja vú del principio.

Si bien me ha gustado a historia, esperaba muchísimo más con respecto a la construcción y progreso de las circunstancias de algunos personajes. Especialmente con el villano, quien parecía estar loco y me hubiera gustado saber más de su historia acerca del origen de toda su maldad.

Otro detalle que no me gustó fue que dejó muchos hilos sueltos y preguntas sin resolver. Principalmente sobre el bosque mágico y su leyenda. Siento que solo estuvieron ahí al alcance de los protagonista y crear convenientemente la trama, pero mas allá de eso no hay nada más.

Tampoco me gustó el epílogo. Sinceramente, fue de lo más raro y confuso que he leído. No importa la cantidad de veces que lo lea, sigo estando perdida porque no le hallo el sentido y la verdad es que no se que quiso decir la autora con ese final.

En resumen, Los hijos del Bosque y el Mar es un libro con una trama muy interesante, pero que le falta un mucho trabajo porque siento que la autora quiso hacer mucho en tan poca páginas. Pienso que la historia hubiera quedado perfecta si hubiese sido una dúología.