Reseñas

Reseñas
⭐⭐⭐
⭐⭐⭐
⭐⭐⭐
⭐⭐⭐
⭐⭐⭐
⭐⭐
⭐⭐

martes, 14 de noviembre de 2017

Reseña: La joven durmiente y el huso de Neil Gaiman

La joven durmiente | Neil Gaiman


Era una de esas brujas de los bosques, condenada a la marginación mil años atrás, una mala persona. Maldijo a la pequeña el día que nació, para que, cuando la joven cumpliera dieciocho años, al pincharla con un huso en el dedo se durmiera para siempre.

A vuelo de pájaro, era el reino más cercano al de la reina, pero ni siquiera los pájaros volaban sobre él.

Esta historia tal vez os resulte familiar: hay una joven reina a punto de casarse. Hay algunos enanos buenos, fuertes y valientes; hay un castillo rodeado de una maraña de espinos; y hay una princesa a la que, según se rumorea, una bruja condenó al sueño eterno.

Pero aquí nadie espera que aparezca un noble príncipe montado en su fiel corcel y dispuesto a arreglar las cosas. Si una joven reina quiere demostrarse a sí misma que puede ser una heroína, rescatar a una princesa es una ocasión perfecta...

Este cuento de hadas está urdido con un hilo de magia negra que gira sinuosamente, arrojando apasionantes brillos y reflejos que sorprenderán a lectores de todas las edades.

Holaa! ¿Cómo están? Hoy les traigo una corta reseña de un corto libro. Es el único libro que leí para Halloween ya que el que tenia pensado leer para la ocasión no me ha llegado todavía *llora*. Así que, quiero agradecer a Spanish Publishers, quienes me enviaron varios libros para reseñarles. Para los que me conocen saben (aunque es algo obvio) que vivo enamorada de Neil Gaiman y de sus libros. 

Esta vez se trata de La joven durmiente y el huso. Hace mucho tiempo había leído este libro en formato digital, pero no era lo mismo que tenerlo en físico y observar los detalles con más facilidad. Especialmente los dibujos del ilustrador Chris Riddel, quien le ha dado un toque oscuro que combina tan bien en los libros del autor.

Este cuenta trata de la vida de una reina (AKA: Blancanieves), quien está renuente acerca de casarse con el príncipe que la despertó cuando estuvo “en coma” gracias a su madrastra. Un día, sus más leales amigos (los enanos) le informan que hay una maldición que está siendo amenaza para todo los reinos, ya que todos los aldeanos están sufriendo de ellos. Se trata de nada más y nada menos que la maldición del sueño y se rumora que el origen de la maldición ha sido por una bruja quien condenó a un sueño eterno a una bella joven princesa. Es la misma historia que en el cuento, pero la gran diferencia es que la reina decide posponer la boda para ir con sus amigos a enfrentar y solucionar el problema ella misma.

Sobre la historia de La bella durmiente, créanme cuando les digo que no les puedo contar absolutamente nada porque el propio autor cambia las reglas del juego y al final no todo es lo que nos quiere hacer creer. Pero como verán, el libro es un retelling oscuro de La bella durmiente y Blancanieves. Ahora que lo leí por segunda vez, digamos que también está mezclado con TWD.
Lo primero que todo, me encanta como Neil Gaiman le da visibilidad femenina. Como la reina se siente al respecto sobre casarse obligatoriamente y reinar en toda su vida sin tener elección alguna. Es por eso que decide encargarse ella misma la misión y aventura, acompañada por sus amigos de la amenaza antes de la boda, convirtiéndose en una heroína.

A medida que vas pasando las páginas, la situación se pone cada vez más creepy. Cuando lo leí por primera vez, me asustaba un poco en el sentido de que me ponía muy tensa y con mucha ansiedad. Esa rara mezcla de TWD es para pelos. Esto probablemente les parecerá muy ¿WTF? Pero tiene sentido. Para los que lo leyeron, entenderán.

Aunque no sea una experta en dibujos, no puedo pasar por alto las ilustraciones de este libro. Me encantan y no puedo dejar de abrir el libro tan solo para apreciarlo. Podrán ver que las ilustraciones son algo sencillas comparados con otros, pero como dije anteriormente, tienen ese toque oscuro logra captar a la perfección la esencia que Neil quiere transmitir en sus libros. De verdad ambos hacen un gran equipo.

Sobre el final, me siento entre la espada y la pared. Me gustó porque el giro argumentativo es totalmente inesperado, vuelvo y repito: Neil Gaiman cambió las reglas de juego. Pero a la vez no porque es una especie de final abierto y no sabes que pasará con las protagonistas y los tres enanos ya que tomaron un rumbo muy distinto a lo que uno esperaba.

En resumen, La joven durmiente y el huso es un libro infantil que mezcla dos retellings de los cuentos clásicos creando su propia historia única, pero como siempre, siniestra.