Reseñas

★★★★★
★★★
★★★
★★★★
★★★★
★★★
★★★★

lunes, 23 de octubre de 2017

Reseña: Landline de Rainbow Rowell

Landline | Rainbow Rowell

Segundas oportunidades...

Si tuvieras una segunda oportunidad en el amor, ¿harías la misma llamada? Georgie McCool sabe que su relación está en aprietos, lo ha estado por mucho tiempo. Todavía ama a Neal, y él sigue amándola también, profundamente, pero eso casi parece irrelevante ahora. Tal vez siempre fue irrelevante.

Dos días antes de la visita que tenían planeada a la familia de Neal para Navidad, Georgie le dice que no podrá ir. Ella es guionista de televisión, y ha surgido un inconveniente en su programa, así que tiene que quedarse en Los Ángeles. Sabe que Neal va a molestarse –siempre está un poco molesto con Georgie- pero no espera que él haga las maletas y se vaya sin ella. Cuando su esposo y los niños salen rumbo al aeropuerto, Georgie se pregunta si finalmente lo logró, si acaba de arruinarlo todo.

Esa noche, Georgie descubre una manera se comunicarse con Neal en el pasado. No es viajar en el tiempo exactamente, pero tiene la sensación de que le han dado un oportunidad para arreglar su relación antes siquiera de que empiece…

¿Es eso lo que se supone que haga? ¿O acaso Georgie y Neal estarían mejor si su matrimonio nunca hubiera ocurrido?
¡Hola a todos! Hoy les traigo la reseña de uno de los libros que Penguin Random House Grupo Editorial me ha enviado. Les juro que las ganas pudieron más conmigo y tan pronto me llegó el paquete lo empecé a leer. Como habrán leído en el título, se trata de Landline escrito por una de mis autoras favoritas. Y desde ahora le agradezco muchísimo a la editorial por el envío ❤︎.

Landline cuenta la historia de Georgie McCool, una mujer que está enfocada en su carrera como guionista de televisión y está a punto de conseguir su propio show con su socio y mejor amigo, Seth. Eso sucederá solo si puede escribir montones de guiones de los primeros episodios durante la semana de Navidad y presentarlo el día 27 en la reunión con la cadena televisiva. Esto significa que no podrá disfrutar las vacaciones navideñas en la casa de su suegra por lo que ella piensa que toda su familia (su esposo y sus dos hijas) deberán quedarse en casa. De esta manera podrá trabajar en los guiones y al mismo tiempo puede celebrar la Navidad con su familia, pero Neal, su marido, decide de todos modos empacar sus ropas e irse a Omaha con las niñas y sin ella. 

Esta decisión deja a Georgie estupefacta y no es hasta por un rato que llega a darse cuenta que las cosas entre ella y Neal pasa de castaño a oscuro. Asustada y nerviosa, ella pasa la semana sin poder escribir nada y siempre tratando de llamar a Neal, quien no contesta sus llamadas. Esto hace que se sienta muy sola en su casa vacía por lo que decide pasar su rato en casa de su mamá donde encontrará su teléfono antiguo y debido a que su propio celular quedó sin batería, utiliza ese para comunicarse de una vez y por todas con Neal. 

Por fin contestó, sin embargo no era su Neal sino un Neal del pasado, específicamente del año 1998 durante la semana navideña que tuvieron una gran pelea causando que él se fuera al día siguiente hacia la casa la casa de sus padres para pasar las vacaciones, donde ambos había planeado ir juntos. Mientras, Georgie había quedado con el corazón destrozado. Así que, en el presente, Georgie está hablando con el pasado Neal y tienen que decidir si pueden o no tener un futuro juntos haciendo que la conversación sea verdadera y llorosa porque ambos deben de saber que tipo de compromisos están dispuestos a hacer para estar juntos.

No es secreto para nadie que yo amo a Rainbow Rowell desde que leí Fangirl que, para muchos, podrá parecerle sobrevalorado; pero para mí fue un libro increíble porque jamás me había sentido tan identificada con alguien y no solo con el personaje sino también con toda la situación. En fin, hablemos por fin de Landline.

Temía que no me fuera a gustar tanto, pero la verdad es que no me decepcionó para nada. Ha sido una lectura muy fresca y divertido porque aveces no paraba de reír por X situación. También es muy ligera, como todos los libros de la autora y es muy rápido de leer. Literalmente lo terminé al día siguiente después haberla empezado. Les juro que no me había dado cuenta lo rápido que lo estaba leyendo ya que mi plan era hojear las primeras páginas, pero caí rendida. 

Georgie y Neal. Ambos personajes tienen sus pros y contras. Ninguno me agradó tanto porque tienen muchos defectos que deberían ser corregidos, pero es tan realista que por esa razón es que son increíbles. Ellos están muy bien construidos, vemos como van evolucionando acerca de sus desiciones y logramos comprenderlos en cierta manera porque durante el desarrollo podemos conocer tanto en su presente como en su pasado sin perder el hilo de la historia.

A Neal lo encontré como un tipo amargado de la vida. No tiene aspiraciones, o alguna carrera que desee resplandecer; ninguna otra cosa, de hecho decidió dejar el empleo que tanto le disgustaba para ser padre completo en casa. También odia California -lugar donde viven por el trabajo de Georgie-, odia la serie de televisión. Todo. De verdad, siento que a este hombre nada podría llenarle excepto, tal vez, el amor que siente por Georgie y por sus hijas. 

Mientras que Georgie, la sentí algo egoísta porque solo pensaba en el trabajo y sus sueños de hacer su propio show con su mejor amigo Seth y dejaba de lado a su familia. Pero luego me compadecí con ella cuando intentaba desesperadamente comunicarse con el Neal presente y siempre salía la operadora o alguna de las niñas contestaban diciendo que su papá no estaba, estaba durmiendo o simplemente estaba muy ocupado. Por cierto me pareció muy inmaduro que en ningún momento Neal le devolviera las llamadas.

También tenemos personajes secundarios, como la madre de Georgie quien es una "naughty grandma", su padrastro que solo se llevan tres años de diferencia con su hijastra mayor y su hermana Heather quien fue un personaje con mucha potencial pero la autora literalmente se dedica a profundizar solo en la historia de la protagonista. Ah, por supuesto también está el mejor amigo, Seth, quien es un "encantador" ante todas las personas y vemos como este manipulaba a Georgie para hacer siempre lo que el quiere, cosa que molestaba mucho a Neal y causaba más estrago en su relación. 

Admito que, aparte del elemento mágico (el teléfono), todo los demás, el desarrollo de la trama es un tanto simple. Nos muestra de distintas etapas de la vida de los personajes a través del flashback, las conversaciones con el Neal del 1998, Georgie reflexionando sobre su vida y posible matrimonio roto, etc... A pesar de eso no me detuvo mi interés a seguir leyéndolo.

En conclusión, personalmente pienso que Landline no es un libro dirigido a un público juvenil porque los personajes son cuarentones y no están teniendo problemas ni drama adolescentes de esos que el lector juvenil pueda identificarse. Amé que la autora explore las dificultades reales por las que un matrimonio pueda pasar, sin tener que convertir la relación en algo tóxico y abusivo. El verdadero enemigo de un matrimonio es la rutina y monotonía. Por ello, al estar enfocado a un público más adulto es más probable que la persona que está por esa etapa, sin duda lo disfrutaría un montonazo.